Injerto de barba

Contenido

Guía definitiva del injerto de barba: Procesos, Resultados y Costos

A menudo, cuando pensamos en la barba, inmediatamente vienen a nuestra mente imágenes de barbas completas y bien definidas. Aunque muchos de nosotros deseamos tener una barba completa, la realidad es que en ocasiones no todos logramos lucir el vello facial tal y como nos gustaría. La buena noticia es que hay una solución: el injerto de barba. 

Al hablar de injertos capilares, nuestra atención suele ir hacia la restauración del cuero cabelludo por alopecia (o pérdida de cabello); sin embargo, los procedimientos para el injerto de barba y bigote cada vez se hacen más populares y accesibles. Si estás considerando este procedimiento, aquí te compartimos cosas que debes saber sobre el mismo:

¿Cómo se realiza un injerto de barba?

Aunque cada paciente recibe una valoración distinta, el procedimiento se mantiene igual: se realiza una técnica de microtransplante capilar recuperado (Extracción por unidad folicular, o F.U.E. por sus siglas en inglés), y se le da la forma deseada a la barba. Esto quiere decir que se toman folículos del área donante, y se implantan sin necesidad de su fraccionamiento para el área receptora. Esta técnica la realizan profesionales capacitados, con aparatología para la cual están certificados utilizar. El procedimiento de microimplante con la técnica FUE lleva aproximadamente entre 5 y 9 horas.

El injerto de barba, hay que señalar, sirve para dar resultados personalizados en cada ocasión. ¿Buscas tener bigote, o tal vez barba de candado? ¿O solamente quieres patillas, o incluso rellenar áreas donde el vello facial es escaso? Sea cual sea el estilo de barba, bigote o vello facial que buscas, en Capilea un profesional capacitado está a tu disposición para lograr el resultado que esperas.

injerto de barba

¿Qué cuidados se requieren después del injerto de barba?

Antes de tomar los folículos donantes, el especialista determinará cuáles son los ideales para que se asemejen al vello facial y hará un cálculo de cuántos se necesitan para completar el procedimiento; estos pueden venir del cuero cabelludo, o del pecho. Una vez hecho el trasplante, la recomendación es evitar rasurarse por lo menos los primeros 10 días después de la intervención. Tras unos 15 días del procedimiento, algunos vellos se caerán, ¡pero no es motivo de alerta! Esto es completamente normal. El vello nuevo empezará a notarse a partir del tercer o cuarto mes después del trasplante. 

Después de este lapso, el cuidado es prácticamente nulo. El vello facial injertado cercerá y se comportará de manera muy similar al que ya existía. Aspectos como nutrición, humectación y estilización de la barba y bigote quedan al gusto de cada persona. La recomendación de Capilea es que incorpores un régimen de cuidado diario que se adapte a tu horario, necesidad y gusto.

Agenda tu cita y empieza a lucir la barba que deseas.