Tratamiento capilar o injerto, ¿Cuál es el indicado para mi?

Lo has visto en muchas ocasiones, cuando se habla de la caída del cabello, se habla también de injertos o tratamientos capilares. ¿Por qué sucede esto? Por que cada caso de calvicie es diferente; la pérdida y falta de crecimiento que le da a una persona es muy diferente a la que le da a otra. Eso sin tomar en cuenta los diferentes tipos de alopecia que existen.

Alrededor de 50 millones de hombres y 30 millones de mujeres sufren de adelgazamiento del cabello y de calvicie visible. Las estadísticas establecen que casi un 50% de todos los hombres presentarán algún grado de pérdida del cabello para el momento en que alcancen la edad de 50 años —la llamada alopecia androgénica. 

Contenido

Las encuestas correlacionan la caída del pelo con sentimientos de baja autoestima e incomodidad con la propia imagen corporal; inclusive con percepción de verse de mayor edad de la que se tiene.

Conoce aquí algunos de los factores que toman en cuenta los profesionales de la restauración capilar para definir cuál es la mejor solución de acuerdo a tu diagnóstico y tus necesidades personales.

que es un tratamiento capilar

¿Cómo se determina la causa de la pérdida de cabello?

En primera instancia, para establecer la causa de la pérdida del pelo, se lleva a cabo un interrogatorio o historia clínica; esto es importante para saber si la caída del pelo se presentó de forma paulatina o de forma rápida. Todo con el objetivo de saber la causa y descartar otros orígenes.

Enseguida, el especialista usa instrumentos para observar de cerca el pelo y el cuero cabelludo (p. ej. el dermatoscopio). Un tratamiento efectivo empieza con el establecer la causa de la caída y así descartar todas las causas posibles. En este mismo examen, denominado exploración física, se recaban datos visuales en las uñas y otras zonas posibles de pérdida de pelo, lo cual pudiera aportar datos adicionales —por ejemplo, el estado nutricional, etc.

Después, se realiza un examen físico de la salud del pelo. Con la finalidad de saber si el pelo continua en crecimiento, o si es proclive a romperse, el especialista lleva a cabo un tirón de forma delicada. Esto aporta datos sobre el estado actual de la estructura y salud tanto del pelo como del cuero cabelludo.

Si su especialista sospecha que la pérdida de cabello es debida a causas como una deficiencia vitamínica, un desbalance hormonal o por una infección, puede serle practicado un análisis sanguíneo o algún otro examen especializado. En ocasiones, el especialista puede necesitar información adicional; este puede ser el caso cuando la caída del pelo se deba a más de una sola causa (por ejemplo, un caso de embarazo combinado con una pérdida hereditaria del cabello en una mujer y no ser evidente).

A través de la recopilación de datos y signos clínicos el especialista tendrá toda la información requerida para enseguida recomendar el tratamiento a seguir. No todos los tratamientos para corregir la perdida de cabello sirven para todo mundo por lo que es indispensable establecer la debida recomendación personalizada para cada caso.

reparación capilar sin efectos secundarios

¿Cuál es la diferencia entre tratamiento e injerto de cabello?

Puede ser que haya escuchado los términos tratamiento capilar e injerto capilar y no conozca la diferencia entre uno y otro término y necesite de una explicación que clarifique las cosas. Este escenario puede resultar un poco confuso para hombres y mujeres que se encuentran en la búsqueda de solución para su problema del cuál tal vez ni siquiera conozcan su causa. 

La diferencia básica entre los términos tratamiento e injerto estriba en el enfoque que el especialista toma al corregir la pérdida del cabello. El término tratamiento engloba la utilización de medicamentos y maniobras implementadas para detener la caída y reestablecer el crecimiento activo del pelo; este enfoque terapéutico implica que se trata de un tratamiento que puede detener y corregir una calvicie temprana y que no requiere de métodos de tipo invasivo.

Por otra parte, los términos injerto, trasplante o implante se refieren a la utilización de métodos quirúrgicos con el fin de situar cabello en zonas desprovistas de él. El especialista recomienda al paciente este tipo de métodos de tratamiento con la finalidad de reestablecer el cabello además de revitalizar esas áreas con el crecimiento activo de pelo nuevo.

tratamiento capilar para la reconstrucción del cabello

¿Cuándo es bueno implementar tratamientos capilares?

Los especialistas recomiendan el tratamiento de pérdida temprana del pelo con tratamientos no invasivos; esto es cuando los pacientes por lo regular son jóvenes (menores de 25 años de edad) y padecen esa pérdida por causas secundarias como lo pueden ser: stress, mala nutrición, deficiencia de nutrientes en su dieta diaria, infecciones, pérdidas crónicas de sangre, etc.

Algunos estilos de peinado y ciertos tipos de sustancias usadas para el cabello pueden dañar el pelo y causar su debilidad. Si su especialista descubre que esto pudiera estar causando su caída él puede recomendar un cambio de hábitos que ayuden a detener esa pérdida. Posiblemente un cambio de peinado a uno que no estire la estructura capilar (alopecia por tracción) y el dejar de utilizar químicos dañinos —cómo evitar dañar el pelo— puede reestablecer la salud y el vigor del cabello con su consiguiente crecimiento.

Si el especialista recomienda un tratamiento en casa este cuenta con las ventajas de que muchos de estos medicamentos pueden ser adquiridos en la farmacia sin necesidad de una prescripción médica (receta). Estos pueden recetarse por sí solos o en conjunto.

Uno de los más destacados se encuentra el Minoxidil (Rogaine®). En caso de ser recomendado, este debe aplicarse sobre el cuero cabelludo usualmente 2 veces al día para estimular el crecimiento del pelo y también para evitar su caída. Hasta una mitad de los pacientes refieren crecimiento moderado de cabello después de un año.

Las mejores respuestas se observan en aquellos que han presentado calvicie por menos de años en el vértice (coronilla) menor de 10 centímetros de diámetro y que tienen más de 100 vellos u otros pelos en la zona del cuero cabelludo sobre la que se aplica esta solución. Si es visible el crecimiento, se debe seguir aplicando el Minoxidil. Cuando el tratamiento se suspende, el cabello que ha crecido nuevamente se cae. Este tratamiento no puede revertir la calvicie completa.

cómo combatir los problemas de calvicie

Entre los medicamentos de prescripción que estimulan el crecimiento renovado del pelo destaca el Finasteride (Propecia®). La FDA de los Estados Unidos aprobó este medicamento como tratamiento de la alopecia androgénica masculina. Viene en presentación de píldora que se debe tomar según la dosis indicada (regularmente de una píldora al día). Ésta puede evitar la caída de pelo y al mismo tiempo estimular el crecimiento de nuevo cabello.

El tomarla cada día a la misma hora otorga los mejores resultados. Los pacientes comienzan a presentar resultados visibles a los cuatro meses de iniciado el tratamiento. El Finasteride tiende a ser más efectivo si se comienza a usar tras los primeros signos visibles de caída de pelo. También puede ser recetado a mujeres que padecen calvicie hereditaria y que no pueden embarazarse.

Dentro de los medicamentos prescritos que son una opción para las mujeres está la Espironolactona. Es recomendada para mujeres que presentan un patrón femenino de caída de cabello. Este medicamento ayuda a evitar una mayor caída del pelo e incrementa el grosor del mismo. Los estudios indican que la Espironolactona es efectiva en un 40% de las mujeres. Es esencial que se evite el embarazo mientras se administra este tratamiento (con un medicamento de control natal) ya que este puede causar defectos del nacimiento.

En caso de que los análisis de sangre revelen una deficiencia de factores vitamínicos como la biotina, hierro o zinc el especialista puede recetar un suplemento para compensar el balance. Es importante evitar tomar suplementos cuando no se detecta algún déficit vitamínico. Si sus niveles son normales un suplemento puede ser dañino para la salud al causar un desbalance debido al aumento de un elemento vitamínico sobre los demás. Por esta razón, los especialistas recomiendan un multivitamínico para evitar estos casos. En caso de déficit de proteínas se recomienda una mayor ingesta en la dieta.

El Plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento que consiste en extraer una cantidad pequeña de sangre del mismo paciente y colocarla en una maquina que la separa la sangre en sus partes esenciales para a partir de ahí extraer el plasma e inyectarlo en el área que está presentando la caída de cabello.

Los estudios muestran que este es un tratamiento seguro y efectivo. Todo el procedimiento toma muy poco tiempo y no requiere de tiempo de recuperación. Se debe recurrir a múltiples sesiones de inyección; la mayoría se somete a una sesión por mes durante los primeros 3 meses y después una vez cada tres a seis meses. Durante los primeros meses es evidente que cada vez se pierde menos cabello.

falta de vitaminas, una causa de la calvicie

Factores que indican que es mejor un trasplante de cabello

Injerto capilar y trasplante folicular son dos términos que se refieren a un mismo tipo de tratamiento para restablecer el pelo en las zonas del cuero cabelludo que presentan una calvicie total. Básicamente estos significan “tomar pelo de una parte del cuero cabelludo y trasplantarla hacia una zona que presenta calvicie temprana o total.

El trasplante de cabello puede ayudar a varones con alopecia tipo masculina que están buscando una solución permanente para la calvicie. En este caso se habla de una verdadera restauración del pelo en zonas desprovistas de él.

Actualmente, hay dos métodos modernos de restablecimiento del cabello caído en zonas calvas: una es la técnica denominada Trasplante de unidad folicular (FUT o FUSS, por sus siglas en inglés) y la llamada Extracción de unidad folicular (FUE, por sus siglas en inglés). Muchas personas optan por la opción de tratamiento con la técnica FUE ya que presenta ventajas sobre la técnica FUSS como un menor tiempo de recuperación y menores rastros de cicatrización.

Para considerar un trasplante capilar se necesita la presencia de dos factores: suficiente cabello sano en el cuero cabelludo que pueda ser trasplantado a otra área que lo necesite, además de la posibilidad de que crezca en la zona en que sea trasplantada. Durante la consulta con su especialista se puede establecer si se cuenta con ambos requisitos.

procesos para la restauración capilar

Se puede esperar que un procedimiento de trasplante de cabello pueda tomar entre 4 y 8 horas. Si se deben trasplantar grandes extensiones de pelo tal vez se deba retornar a una continuación del procedimiento al siguiente día lo cuál llevará unas pocas horas.

Los pacientes que se someten a esta cirugía pueden estar despiertos durante la misma, únicamente se necesita de una anestesia local para adormecer el cuero cabelludo. Algunos pacientes pueden requerir un sedante para ayudarles a relajarse durante el procedimiento.

La cirugía consiste en que el especialista remueva los cabellos sanos. Las metodologías para lograr el resultado deseado pueden ser, ya sea cortar una tira de piel del cuero cabelludo con pelos sanos, o puede consistir en remover unidades capilares individuales. La segunda opción toma mayor tiempo pero tiene la ventaja de que evita la presencia de una cicatriz lo cual es de beneficio si se prefieren los cortes de cabello muy corto.

Antes de que el cirujano pueda trasplantar los cabellos, un asistente debe preparar los pelos removidos para prepararlos y tenerlos listos para el trasplante. Una vez que todos los pelos hayan sido colocados en la zona requerida su cabeza será vendada y se le proporcionarán instrucciones para el cuidado en casa.

La mayoría de los pacientes obtienen resultados visibles entre 6 y 9 meses después de la cirugía; algunos más tardan 12 meses. El especialista puede recomendar un tratamiento capilar de acompañamiento durante estos meses para evitar la caída y el adelgazamiento del pelo que se encuentra en vías de nuevo crecimiento.

cuidados y procedimientos recomendados por expertos

Acudir con expertos es la verdadera solución definitiva

Una vez que se tiene el diagnóstico adecuado las personas pueden presentar un nuevo crecimiento del pelo y mientras más temprano en la vida se inicie el tratamiento mejores posibilidades se tendrán de ver resultados óptimos y permanentes.

Al momento en que un dermatólogo establece la causa de la pérdida de cabello él deberá informar cuál es el tratamiento recomendado de acuerdo a las características propias del diagnóstico y pronóstico del paciente. En algunos casos puede volver a presentar crecimiento por sí solo, haciendo que un tratamiento sea innecesario; por supuesto, esto debe ser establecido por los expertos profesionales de amplia experiencia en el tratamiento del cabello.

Por suerte, Capilea Monterrey cuenta con los expertos que necesitas para determinar cual es la mejor solución para tu problema de calvicie. Contamos con tecnología de punta y las últimas técnicas en restauración capilar para conseguir los resultados más satisfactorios y naturales.

No dejes que la alopecia te tome el pelo. Llámanos al teléfono 81 4000 1405  o visita la siguiente liga para solicitar tu primer consulta totalmente gratis y recibir así el mejor tratamiento para tu cabello.